Litio y Mutún serán los hitos de la industrialización en próximos años

Freddy Grover Choque C. / Cambio

Bolivia tiene las reservas más grandes de litio y hierro en el mundo y se convertirá a corto plazo en el centro del desarrollo científico e industrial de Suramérica, porque serán su principal fuente de riqueza en los próximos años, aun por encima de los hidrocarburos.

Desde 2006 se dieron pasos importantes para el salto a la industrialización de los recursos naturales, gracias al esfuerzo, compromiso y dedicación de la población como resultado de la recuperación de los hidrocarburos que permitió el despegue económico del país.

Tras la nacionalización e industrialización de los hidrocarburos, Bolivia ahora proyecta la consolidación y ejecución de dos megaproyectos que marcarán un hito en su desarrollo para los siguientes años; el primero referido al proyecto del litio en Uyuni-Potosí, y el segundo, la Planta Siderúrgica del Mutún, en Puerto Suárez-Santa Cruz.

Mutún 

Después de varios intentos por explotar y transformar el hierro del Mutún, el proyecto ahora es una realidad, tomando en cuenta que en enero el gabinete de ministros aprobó el Decreto Supremo 3468 que autorizó al Ministerio de Planificación suscribir con el Banco de Exportaciones e Importaciones de China (EximBank) un crédito de $us 396 millones para la construcción, ejecución y puesta en marcha de la planta siderúrgica.

Posteriormente, en abril, el presidente Evo Morales promulgó una ley que aprueba y autoriza el préstamo y compromete una contraparte de inversión de $us 69,9 millones por parte del Estado.

La empresa china Sinosteel Equipment ejecutará el proyecto con $us 466 millones y entregará la infraestructura produciendo acero de alta calidad. Según el contrato, durante el año del establecimiento de la planta, la compañía capacitará a profesionales bolivianos en China, para que luego se encarguen de las operaciones. 

?Paralelamente, como proceso posterior a la firma del convenio, se trabaja en un decreto supremo para destinar  $us 80 millones que garanticen el capital de trabajo, la contratación de personal y el envío de 100 becarios a China, que por un año adquirirán conocimientos para operar y administrar la siderurgia?, indicó el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jesús Lara.

Dijo que el plazo de construcción de la planta es de dos años y medio, después de este período empezará a producir acero laminado.

?Durante un año la empresa Sinosteel se hará cargo de la operación hasta que lleguen nuestros becarios?, detalló Lara a Cambio.

La producción de acero se la hará por etapas: en la primera (tres años), la planta producirá 194 mil toneladas por año, que cubrirá el 50% de la demanda local; en la segunda, se proyecta producir 450 mil toneladas para copar el mercado nacional y perfilar la exportación. Además, se prevé ingresar a una tercera fase para llegar al millón de toneladas.

El ministro de Mineria, César Navarro, dijo en días pasados que la siderúrgica permitirá tener un fuerte impacto en el mercado de la construcción.

?La producción que tenemos en San Cristóbal, San Vicente y otras (privadas) tiene características similares a las explotaciones de la época colonial; es decir, extraer, concentrar y exportar. En el caso del Mutún, vamos a desarrollar el ciclo de la cadena productiva, sacaremos el hierro del yacimiento y lo entregaremos a la sociedad boliviana como acero laminado. Esa es la diferencia sustantiva entre lo que ha sido el viejo Estado republicano con el Estado Plurinacional?, indicó.

 Respecto a la generación de empleo, el presidente de la ESM indicó que la industria, en la etapa de construcción, generará 1.500 empleos directos y más de 3.000 indirectos. Y en la etapa de operaciones, 600 directos y 1.200 indirectos.

?Nos reunimos con autoridades de Puerto Suárez y municipios aledaños (en Santa Cruz) para que estén listos para atender las demandas del crecimiento acelerado que tendrán?, aseveró Lara.

ESM: El complejo siderúrgico será integral

La Planta Siderúrgica del Mutún será una industria integrada, porque contará con todos los mecanismos y sistemas que se requieren para explotar, transformar y comercializar el hierro.

Jesús Lara, presidente de la ESM, informó a Cambio que el proyecto siderúrgico contará con una planta de concentración del mineral, otra de peletización del hierro, y otra de reducción directa basada en el gas natural ?que estará construida con tecnología mexicana.

Además, se contará con una fábrica de fundición, una planta de colada continua y de laminación del acero. Pero, adicionalmente se construirá una planta de generación eléctrica y de licuefacción de gas natural, para prever contingencias en caso de que estos energéticos falten durante la producción del complejo.

?Vamos a tener talleres, laboratorios de control de calidad, sistema de distribución de gas, una planta de tratamiento de aguas, piscinas de sedimentación, dique de colas, oficinas administrativas,  depósitos, entre otros aspectos que requiere una planta industrial de estas caraterísticas?, mencionó Lara.

Bolivia consolida proyecto en el salar de Uyuni

Desde 2010, Bolivia impulsa la industrialización de los recursos evaporíticos del salar de Uyuni, Potosí, luego de un extenso proceso de pilotaje, dividido en tres fases: la primera, también denominada experimental, está practicamente finalizada con la puesta en operaciones de pequeños complejos piloto; mientras que la segunda estará concluida en 2019 con las plantas industriales de carbonato de litio y cloruro de potasio.

La inversión en el proyecto de desarrollo industrial del litio alcanzará a $us 2.229 millones en sus tres fases, tomando en cuenta que el Gobierno programó $us 900 millones para las dos primeras y la propuesta de la empresa alemana ACI Systems, elegida como socia para fabricar baterías en la tercera fase, alcanzará a $us 1.329 millones, según informó el gerente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Juan Carlos Montenegro.

Agregó que de la inversión inicial prevista hasta la fase dos ($us 900 millones) ?que consiste en la construcción de plantas piloto (fase uno) y las plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio (fase dos)? se logró ejecutar alrededor del 50%, es decir unos $us 450 millones. 

La tercera fase del proyecto incluye la construcción de cuatro plantas: de hidróxido de magnesio, de hidróxido de litio, de materiales catódicos y de baterías de ion-litio.

De acuerdo con el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Alberto Echazú, la inversión programada según la propuesta de la empresa adjudicada ACI Systems para la construcción de las cuatro plantas alcanza a $us 1.329 millones y  será compartida entre el Estado boliviano (51%) y la firma alemana (49%), tomando en cuenta que el país es el socio mayoritario del emprendimiento industrial.

Rusia expresa interés en transferir su moderna tecnología para el litio

El 10 de agosto, el Estado boliviano y Rusia abrieron la posibilidad de firmar un acuerdo con la finalidad de desarrollar proyectos de industrialización de litio en los salares de Uyuni y Pastos Grandes del departamento de Potosí, y Coipasa en Oruro.

En la oportunidad, una delegación de las firmas rusas Rosatom, Uranium One Group, Tenex y Ecostar Nautech sostuvo una reunión con el presidente Evo Morales en la Casa Grande del Pueblo.

Al respecto, el embajador de Rusia, Vladimir Sprinchan, indicó que uno de los temas centrales del encuentro fue el referido al interés de su país en acompañar la industrialización del litio boliviano, además de la compra de alimentos y el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), que se construirá en la ciudad de El Alto.

?Ahora siguen las negociaciones técnicas para ver las posibilidades de suscribir unos contratos y unos proyectos en los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes?, aseveró el diplomático.

Explicó que la propuesta consiste en la transferencia tecnológica para la extracción e industrialización del litio.

Para el diputado y secretario de la Comisión de Minería y Metalurgia de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Fidel Colque, la industrialización del litio marca un hito importante en la historia del país, ya que se pasa de la era de la extracción de los minerales a la explotación y transformación de los recursos evaporíticos.

?Este yacimiento no metálico va a tener un gran desafío en la era de la industrialización de los recursos naturales para tener un producto final con valor agregado. Es una iniciativa estrella en los 12 años de gestión del presidente Evo Morales?, manifestó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *