Caso de privatización de Vinto salpica a Tuto

 

Redacción central / Cambio

El gobierno del expresidente Jorge Quiroga Ramírez conoció las irregularidades en la adjudicación de la empresa Metalúrgica de Vinto a Gonzalo Sánchez de Lozada y no hizo nada, aseguró ayer el diputado del MAS-IPSP Javier Zavaleta.

El legislador, que preside la Comisión Especial Mixta que Investiga la Privatización y Capitalización, indicó que el exjefe de Estado no tuvo la ?capacidad para iniciar una investigación y ajustar los atropellos que se dieron en esa época?.

Mencionó que la irregularidad se dio en la forma como se adjudicó dicha empresa la Compañía Minera del Sur (Comsur), propiedad del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

?Ésa es una prueba palpable de cómo se manejó la propiedad del Estado durante los gobiernos neoliberales?, sostuvo Zavaleta.

?De todas maneras estamos analizando esto y viendo si corresponde iniciar procesos penales para los responsables de aquel entonces, y eso lo vamos a conocer a finales de septiembre?, anticipó.

El senador del MAS-IPSP Rubén Medinaceli informó a Cambio que la empresa metalúrgica de Vinto fue dividida en dos unidades económicas: una es la Vinto Estaño, que fue vendida en $us 14,7 millones (su costo original fue de $us 140 millones), y la de Antimonio, cedida en $us un millón 100 mil (su valor original fue de $us 3,1 millones).

Medinaceli indicó que al final ambas empresas fueron a parar a manos del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su entonces empresa Comsur.

En 2007, el gobierno del presidente Evo Morales recuperó la empresa Metalúrgica de Vinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *