EL CAMBIO DEL CAMBIO ES EL RETORNO AL PASADO

Fernando Rodriguez Ureña*

Las campañas de la oposición en torno al 21F señalan que quieren el cambio en Bolivia.
Pero, ¿de qué CAMBIO hablan? porque en los últimos once años indudablemente Bolivia ha cambiado. ¿Alguien con mediana inteligencia podría negarlo?
Cualquier ámbito de la vida social, económica, política, cultural ha sido tocada por el proceso de cambio materializado en el gobierno del Presidente Evo Morales.
¿Te acuerdas como eran los viajes por tierra y la calidad de las carreteras?
¿Y las comunicaciones telefónicas entre departamentos del país y entre el área urbana y rural?
¿Te acuerdas que cuando un fenómeno natural arrasaba la cosecha de un campesino a este sólo le quedaba ponerse a llorar a diferencia de ahora que tiene un seguro de producción en caso de desastres naturales que le devuelve lo perdido?
¿Y el problema del riego en el campo no era una lacra que cuadruplicaba los problemas que aún hoy tenemos?
¿Y te acuerdas del racismo que campeaba y al que ahora se le ha puesto cadena corta, aunque todavía existe?
¿Y te acuerdas de la democracia de pactos que impedía que los bolivianos sean gobernados por quienes elegían y donde hasta el tercero podía ser primero o sea Presidente?
¿Te acuerdas que los ministros de cualquier gabinete los aprobaba la embajada americana? ¿Lo mismo no ocurría con los comandantes de la Policía y las FFAA que eran funcionales a la doctrina exterior norteamericana?
¿Y te acuerdas que la DEA más que erradicar mataba a cocaleros sin resultados tan significativos en interdicción como los que hoy tenemos?
¿Y te acuerdas cuántos bolivianos en extrema pobreza existían en Bolivia y cuántos existen hoy según los mismos organismos internacionales?
Esos son sólo algunos ejemplos de las cosas que han cambiado en estos once años de gobierno.
¿Que faltan muchas cosas por hacer? Por supuesto. En once años no se recupera el tiempo perdido en más de siglo y medio.
¿Y que hay corrupción? Desgraciadamente tenemos que aceptar esta realidad que no pudimos transformar porque es el resultado de la cultura del robo al Estado que se practicó en todo el periodo republicano de Bolivia y hoy ha quedado como una desgraciada herencia.
Pese a todo lo aún no cumplido: ¿esto no es CAMBIO? Por supuesto que es y nadie puede negarlo.
Por eso, alertamos que quienes quieren el CAMBIO DEL CAMBIO, aún sea disfrazados de “ciudadanos”, quieren que la rueda de la historia gire hacia atrás. Porque el CAMBIO DEL CAMBIO simplemente es el retorno al pasado.
Los que quieren el CAMBIO DEL CAMBIO quieren volver a la Bolivia Republicana, de privilegios de unos pocos como Sanchez de Lozada, Jaime Paz, Banzer, Tuto Quiroga, Reyes Villa, Doria Medina, Sánchez Berzaín y los otros de segunda línea que hoy actúan como “ciudadanos” en las plataformas políticas opositoras (Arias, Ayo, Paz Ballivian, Cordero, Solón etc.)
Por lo expuesto, el PROCESO DE CAMBIO es definitivamente más poderoso que los intentos imperialistas que en nombre del CAMBIO, impusieron terribles retrocesos de las conquistas sociales en la Argentina de Macri o el Brasil de Temer.
En Bolivia las mayorías SOMOS PUEBLO que se libera, no somos sonsos que buscamos el CAMBIO DEL CAMBIO o sea volver al pasado. El PROCESO DE CAMBIO triunfará definitivamente porque los MORALES somos MAS que los capitalistas INMORALES .
Profundicemos el proceso de cambio hasta lograr su objetivo final: el socialismo comunitario para vivir bien.

*Es militante del Movimiento Guevarista (MG)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *