Evo promulga Ley de Empresas Sociales

Una compañía de ese tipo es aquella constituida por los trabajadores activos de una entidad privada que se encuentre en quiebra o liquidación, cuya finalidad es reactivarla en defensa de sus fuentes de trabajo y en resguardo del interés social, explicó el presidente del Senado, José Alberto Gonzales el pasado 25 de abril, tras aprobar esa instancia el proyecto de Ley.

Añadió que los empleados que se acojan a esta legislación deben asumir responsabilidades y el riesgo de controlar la administración del patrimonio de forma colectiva, mediante convenio interno y equitativo.

Sobre el tema el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, aseguró que la Ley otorga seguridad jurídica, y posibilitará que los trabajadores tomen una empresa para mantener la unidad productiva en funcionamiento y conservar su puesto laboral.

Recordó que según el artículo 54 de la Constitución Política del Estado existen tres modalidades para crear empresas sociales en el país: quiebra, liquidación y abandono, que deben seguir dos pasos para lograr consolidar esa sociedad.

En el caso de firmas bajo liquidación o en proceso de quiebra -comunicó- será un juez quien determinará si el patrimonio social es suficiente para que los trabajadores puedan hacerse cargo.

Mientras, en caso de abandono de los propietarios, esto será suficiente para que decidan crear una empresa social.

Ambos casos están amparados por normas vigentes, como el Código de Comercio, el Código Civil y la Ley General del Trabajo, aseveró Hinojosa.

Fuete: Prensa Latina