¿UPEA mal administrada? con 173.3 millones sin gastar

El presupuesto de las universidades públicas habría que dividirlo en dos etapas: uno, hasta el 2004 las universidades solamente recibían recursos por subsidios y subvenciones, a partir de la Ley de Hidrocarburos, se incorpora a estos recursos el IDH y a partir del 2012 se añaden los recursos de coparticipación tributaria.

Según datos históricos de la UPEA, su ejecución no pasa del 66 % el 2014. Se pelea por recursos cuando el 2017 su ejecución presupuestaria total ha sido del 63 %, eso refleja una ineficiencia administrativa.

El presupuesto está dividido en dos partes, uno que va a actividades u otro que va a proyectos de inversión. En esto de actividades está el gasto corriente, el de funcionamiento, todo lo concerniente a administración y algunos gastos recurrentes que tienen las universidades.

Cuando agarramos sólo la ejecución de estas actividades, por ejemplo el año pasado han ejecutado el 72, pero cuando agarramos los proyectos de inversión, el año pasado sólo han ejecutado el 24 %, o sea se están dedicando más a un tema administrativo, quizás dejando de lado algo importante que es la ejecución de proyectos de inversión.

El rector de la UPEA recibe un sueldo cercano a los 23.000 bolivianos. Entre los sueldos más vamos tenemos el de mensajero que está en 4.188 bolivianos, el encargado de limpieza está en 4.388, el de seguridad 5.000 bolivianos. En la UPEA no tienen acreditado el número de estudiantes.

La cuenta de reserva del IDH está ligado a requisitos que da el sistema universitario y tenemos otro monto que son los saldos en las cuentas corrientes de la UPEA, al 31 de diciembre de 2017 estos recursos llegaban a 169 millones y el dato al 13 de mayo es que se incrementa a 173.3 millones de bolivianos que están en sus cuentas.

Los saldos de caja y banco sí los pueden disponer, estos 173 millones son de libre disponibilidad y esta cuenta de reserva es la que si tiene requisitos que exige el sistema universitario.